domingo, 27 de marzo de 2011

Vamos a Roma


Te veo frágil
como mojada por el roció
vos sin paraguas
yo con las manos gigantes
se me cansan los brazos de abrazarte
y vos te volvés mas frágil aún
te veo los ojos empañados
secos de llorar tanto
y yo queriendo salvarte de todo
por que mi misión en esta vida es una chica como vos
vamos a Roma
juntos
a pasar el verano
a tomar un vino
soy todo lo que necesitas
para salvarte
de la risa
del llanto
que no te deja seguir adelante



1 comentario:

  1. El Salvador Rizado: en busca de un desenlace.

    ResponderEliminar