jueves, 2 de diciembre de 2010

Ojos enteros y mojados


¿Y si el amor se asoma entre el dolor? La vida sería un gran premio. O el premio sería el remedio, a la desdicha que los dos sentimos en ese segundo que nos vimos el verdadero sentimiento. Si, fuera real y no fuera un cobarde, me quedaría por siempre, te seguiría por siempre, buscando un si, un mínimo si.

1 comentario: